¿Valgo lo suficiente?

Muchísima gente piensa que no valen lo suficiente o no saben si es el caso. Pero, ¿qué significa valer ‘lo suficiente’? ¿Cómo se mide? ¿A quién le corresponde juzgarlo – y que haces si hay diferentes opiniones sobre el tema? En realidad, muchas veces no tiene sentido hablar de valer lo suficiente.

Si se trata de algo concreto, puede ser evidente que no vales lo suficiente; si por ejemplo suspendes el examen de conducir, es verdad que no has valido bastante como conductor, por lo menos ese día (o quizás tuvieras mala suerte).

 

Valer lo suficiente como ser humano

Sin embargo, si te desesperas al suspender un examen, es porque ocurre algo más importante, y muchas veces inconcientemente: piensas que no vales no suficiente como ser humano. Y eso, claro, es mucho peor que ser un mal conductor.

Lo típico es que si obtienes buenos resultados, también recibes aprecio y reconocimiento, por ejemplo de padres orgullosos o de compañeros que te admiran y a veces te envidian. Por lo tanto, la experiencia típica que hacemos es: aprobar el examen de conducir, sacar buenas notas o conseguir un trabajo entre 600 aplicantes resultan en reacciones positivas.

Por otro lado, cuando suspendemos un examen, cuando sacamos malas notas o cuando estamos de paro, corremos el riesgo de que alguien se quede desilusionado, o incluso se enfade, que nos deprecie y no quiera estar con nosotros. A veces realmente es así, otras veces es un temor infundado – pero sea real o no, es muy doloroso.

Sin embargo, el aprecio, el reconocimiento, la admiración etc. no es lo que realmente queremos, porque por lo competentes que seamos no nos puede dar el amor de los demás. Y eso es lo que  buscamos.

 

El amor no está de venta

Si examinamos el sentimiento de no valer lo suficiente, siempre se trata del deseo de ser querido. Y lo más duele es el temor a no merecer el amor de los demás.

Al fin y al cabo, lo único que importa es que nos quieran por ser los que somos – y ya lo sabemos: el amor no tiene nada que ver con las prestaciones. Por ejemplo podemos querer mucho a un bebé o un animal sin que hagan nada, simplemente existen.

Pero aunque lo sabemos muy bien (un sinfín de canciones pop nos lo dicen), muchas veces creemos que podemos hacer algo para conseguir el amor de otros y confundimos la admiración con el amor.

La próxima vez que dudas de si vales lo suficiente, puedes preguntarte si el necesario. ¿Quizás basta con ser tú?

Aquí puedes leer sobre Terapia individual y si hablas danés, en la primavera 2020 tengo un grupo con el tema Er jeg god nok?

Otras páginas parecidas Selvværd og Lavt selvværd – hvad kan du gøre?

Skriv et svar

Din e-mailadresse vil ikke blive publiceret.