Enero – temporada alta de divorcios

Siempre después de unas vacaciones, hay mucha actividad en las consultas de los terapeutas porque  muchas parejas consideran divorciarse. Cuando pasamos más tiempo de lo normal juntos, como es el caso en navidad, puede que el amor florezca en las parejas, pero a veces también los conflictos.

Estas frases son típicas en las peleas de una pareja: Es que no me entiende y NUNCA me ha entendido; Le estoy hablando, pero hace años que no me hace caso; SIEMPRE me deja con toda la faena de la casa; Haga lo haga, no para de criticarme etc. etc.

A lo mejor los dos siguen queriéndose, pero el amor parece haber sido eclipsado por malentendidos, desengaño, discusiones o silencio, resignación.

 

¿Queréis tirar la toalla y pedir divorcio? ¿O queréis darle otra oportunidad?

Si optáis por darle otra oportunidad a vuestra relación, puede ser una buena idea tener a una persona neutral para ayudaros a mirarla con nuevos ojos, tener una mejor comunicación y volver a tener cariño entre vosotros.

Muchas veces, los cambios que se requieren para resolver los conflictos son pequeños, sin embargo es difícil verlo cuando una pareja está estancada en costumbres y reacciones automáticas negativos.

En terapia de pareja podéis hablar los dos, sin ser interrumpidos por el otro, de cómo véis cada uno los problemas. Ser escuchado y tomado en serio suele ser el primer paso para una comunicación lograda.

Y si los dos estáis dispuestos a trabajar para ello, ¡sí que es posible recuperar el amor entre vosotros!

Si entiendes danés, puedes leer este artículo sobre el por qué algunas parejas pueden seguir discutiendo sin que cambie nada: Hvad er det – egentlig – I skændes om?

 

Skriv et svar

Din e-mailadresse vil ikke blive publiceret.